Mármol y latón: elegancia radical en un dormitorio con baño en-suite


El principio de año tiene que estar marcado por propósitos, si no, no es del todo un principio de año, o es un principio desnaturalizado. También, por qué no, tiene que contener propósitos decorativos; así, ocupándonos de lo que nos gusta, no veremos como nuestros propósitos dejan de ser ilusionantes para ser ilusos. No sé cuáles serán los vuestros pero, si entre ellos os marcáis dar un giro de 360º a vuestro dormitorio y baño en-suite, sed radicales. Utilizad una tendencia, un color o una textura que os encante y haced que vuestro santuario sagrado hable de vosotros mismos.  


El de este blog es un dormitorio no apto para tímidos: paredes negras combinadas con piezas de mármol (mucho más fácil adaptarlo con papeles pintados o murales que imiten la textura de la piedra natural). Sobre ellas destacan muebles especiales:  me ha sorprendido la cama con cabecero de rejilla, un material muy clásico que resulta sorprendentemente contemporáneo. Dorado y negro en la lámpara flexo articulada de la mesilla, y latón en la mesa de noche poliédrica. Dibujos apoyados en el suelo, alfombras de diseño étnico en blanco y negro y láminas de fondo blanco para contrastar, una vez más, con la pared negra, añaden más interés si cabe a este dormitorio.


 

El baño no se queda atrás: mosaico blanco y negro en un zócalo a media altura, con muebles de almacenaje a la vista, como el banco Molger de Ikea, y mucha luz natural, quizá la mejor de las decoraciones posibles.
El rollo dandy continúa enfrente, en el banco de día, el clásico sofá Barcelona en piel negra, perfecto para descalzarse y crear un rincón arty.


He empezado el año intensamente, ¿y vosotros? ¿Qué cambio le daréis a vuestra casa este año?


2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica