Oro y blanco para decorar el exterior este verano


En algunas regiones del país las temperaturas han bajado drásticamente pero, ¡no nos alarmemos! ¡que no decaiga! No pasa nada, es solo una pequeña tregua para empezar a disfrutar de verdad de las cenas al aire libre, de los ratos junto a la piscina y, sobre todo, de la decoración de interiores.
Antes al contrario, estos días no hacen sino que nos aferremos con más fuerza al deseo de preparar los ambientes que nos harán sentir el buen tiempo, ya sea en el interior de casa como en la terraza o el balcón. Las imágenes del post de hoy vienen directamente de una sesión de fotos de H&M home para este verano. El combo de oro y blanco se nos presenta como el lujo de un atardecer de verano, el brillo del Sol en el textil de la casa y en el tamiz de la luz a través de un improvisado cenador, como el que aparece justo debajo de estas líneas.


El color oro puede parecer fuera de toda paleta de color cuyo finalidad haya sido ser usada en verano, pero lo cierto es que los campos de trigo seco o las palmeras recortadas en la tarde pueden ser tan doradas como el espumillón de la Navidad. Así que, ¿por qué no dorado en verano? ¿Por qué no mezclarlo con la pulcritud del blanco y tener un esquema contemporáneo y evocador al mismo tiempo? Los suecos lo emparejan con cojines, plaids o mantas étnicas con toques de beige o de negro. Cien por cien adaptable, con bambú, con latón o con lo que tengas por casa. 





Verano en oro, ¿sí o no?


0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica