La casa en calma - Los perfectos tonos neutros




Cuando buscas un color neutro para la decoración de una estancia, hay vida más allá del blanco y del blanco roto. De hecho, el gris clarito, o gris perla, con todas sus gradaciones, puede considerarse el color ideal, para zonas como salones o dormitorios. Te proporciona el color suficiente para dar profundidad a la habitación al mismo tiempo que mantiene el espacio amplio y ligero. En esta casa, han apostado por neutros en dos gamas diferentes: la de los grises y la de los tierras, y en ambos casos con resultados brillantes.





El salón, pintado en un tono muy claro de gris que aun así hace destacar las molduras de escayola del techo y de madera de puertas y ventanales, es como ves perfecto si estás buscando un color chic y sofisticado. Y además muy versátil. Instantáneamente te hace sentir relajado, así que puede ser muy buena elección también para el dormitorio, como decíamos arriba.  





El dormitorio en tonos terracotta, tan en tendencia ahora, consigue dar un extra de calidez en el espacio. Cuenta con zona de trabajo y con unas generosas dimensiones, pero el tamaño no debe ser un obstáculo para el color, si lo compensas con una ropa de cama en tonos claros.




De nuevo, tonos neutros: un color almendra para el dormitorio infantil, con dosel de lino en tono frambuesa, madera lavada y el resto de textiles en tonos claros.



La cocina, con muebles blancos sencillos, nos vuelve a enamorar por sus paredes expresivas, en un gris claro, y con un office integrado. Me encantan las sillas Y en la cocina, añadiendo un punto de calidez al espacio.





Y tú, ¿eres de neutros o prefieres hacer concesiones a los colores fuertes?

1 comentarios:

Ana dijo...

Hola! Me han gustado mucho las fotos. Y me ha sorprendido que parte de la decoración de mi salón es parecida a la que pones, así que supongo que no estará tan mal. Tengo una duda, a ver si me puedes ayudar. La disposición de mi salón es parecida a la foto que pones, sin apenas pared en los laterales donde va el sofá, con la ventana a un lado y la puerta a otro. Sin embargo me he enamorado de un sofa chaiselongue, el Sena (lo puedes ver aquí kivole.com > sofás > chaiselongue > Sena) que como ves también es parecido al de las fotos que pones. Pero claro, la parte de chaiselongue precisamente se va de medida en ese hueco porque se mete bien en la ventana bien en la puerta. Lo tengo un poco difícil para cambiarlo todo de pared, aunque se podría hacer si no hay más remedio. ¿Alguna idea milagrosa? Gracias!!

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica