Renovar azulejos: una idea brillante y muy fácil (sin obras y en 20 minutos)




Hoy vengo con una idea muy práctica para renovar azulejos sin meternos en obras ni en pinturas más o menos complicadas para las que a lo mejor en este momento no tenemos la energía necesaria (véase el post anterior). La que os presento es una manera más sencilla de cambiar del todo el aspecto de una cocina, de un baño o de cualquier otro espacio alicatado, parcial o completamente, con estrés cero y en menos tiempo de lo que puedas pensar.



Cuando, como sucede en esta cocina, el aspecto general no está mal, pero está bastante desfasado (y lo está, sobre todo, por la profusión de azulejos con teteras y morteros), sí que es necesaria una pequeña renovación estilística. Tan fácil como confiar en las pegatinas para azulejos, que puedes elegir en el formato de tus azulejos (en este caso los compré de 20x20 cm) o bien utilizar un zócalo completo. La primera opción te permite colocarlos uno a uno (en este pack vienen 25 unidades, lo que lo hace perfecto para esta cocina, en la que las baldosas decoradas no son la mayoría -pero sí las que más cantan-). Si en cambio eliges un vinilo a medida, por ejemplo para funcionar como salpicadero, necesitarás masillar las juntas porque probablemente se noten bajo el vinilo aunque, como ves, no es este el caso. 

Este pequeño proyecto DIY me llevó unas 24 horas en total: desde que me decidí a comprarlos  (os dejo el enlace de los adhesivos para azulejos por si os gustan y queréis probar) hasta que me llegaron a casa, en menos de un día, y las coloqué. Para hacerlo, como ves, solo necesitas una superficie limpia de grasa y suciedad, para que la adherencia sea completa, y un cúter por si alguno de los adhesivos tiene que ser colocado junto a un interruptor, un marco de puerta, etc.


Los adhesivos de vinilo para azulejo pueden mojarse perfectamente, son lavables y dan un resultado extraordinario, lo que los convierte en una solución exprés para cualquier ambiente en el que no es ahora mismo el momento de hacer una gran inversión en una renovación completa que implique módulos de cocina, revestimientos y encimera. Decorar con vinilos para baldosas es rápido, limpio y económico, y puede ser una muy buena solución mientras esperamos el momento de poder cambiar todo, o en un piso de alquiler, donde no podemos hacer una gran intervención pero necesitamos ver el espacio con otro look.




En mi caso, la colocación de los vinilos de azulejos, de estilo hidráulico, ha ayudado a ver de otro modo la cocina. En un primer momento, pensé que serían demasiado grises cuando la cocina tiene más vainilla, pero lo cierto es que al natural el contraste no es fuerte y queda bastante sintonizado. Y a un precio irresistible (comprar vinilos para azulejos en Amazon prime). Estos en concreto adhieren perfectamente, son bastante gruesos, tienen buen tacto y además son fácilmente reposicionables por si no te quedan bien a la primera (pero, repito, son muy fáciles de poner).

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica