Una casa familiar con patio, estampados y mucho color




Mucho color pero un aire calmado que lo impregna todo. Quizá es por la elección de tonalidades azules y verdes, que conectan interior y exterior con una gran naturalidad. Esta casa de 200 m2 situada en Paris tiene amplios espacios, como no podía ser de otra manera, y una paleta de color nada tradicional, que va del azul noche al verde hierba, sin despeinarse.




La joya de la corona es el patio, al que se abre la cocina con un amplio ventanal con cuarterones. En ella los azulejos hidráulicos son los protagonistas, y no se limitan al pavimento sino que también continúan en un paño entre el mobiliario de almacenaje, creando un interesante efecto. 


También en la cocina se ha utilizado un recurso muy práctico, como es el incorporar un espejo, que ayuda a reflejar la luz del patio. Verde celadón para paredes y módulos, que consiguen engamar todo el espacio.


El segundo gran protagonista es el papel pintado. Soy muy fan de su uso, y creo que aquí lo han utilizado magistralmente, frente a la librería, en el dormitorio infantil y en el dormitorio principal, recorriendo toda la pared del cabecero.






Distribuida en varias alturas, en el piso superior encontramos una terraza, a la que se accede a través de una sala en verde con techos en negro. De nuevo, el espejo amplia la sensación de espacio.


Es un proyecto de Double G Studio

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica